El 8 de julio de 2017 se ha realizado en la ciudad de Barcelona la apertura oficial de la Sesión del Tribunal Permanente de los Pueblos sobre Las violaciones con impunidad de los derechos humanos de las personas migrates y refugiadas (programa).

El acto de apertura ha sido promovido por una plataforma social que agrupa más de 100 organizaciones, asociaciones y movimientos sociales (listado) las cuales han sido convocadas en primera instancia por parte del Transnational Migrant Platform y del Transnational Institute de Amsterdam. Entre los objetivos de la llamada a las organizaciones sociales difundidas por estas últimas realidades, destacan el de dar visibilidad al pueblo de las personas migrantes como sujeto inviolable de derecho, de identificar y juzgar la cadena de co-responsabilidad y de construir una agenda política y jurídica de defensa y reconocimiento los derechos de estas personas.

La complejidad y el gran espectro de problemas y desafíos que atraviesan la migración han hecho necesaria la apertura de una Sesión que, siguiendo el caso de México (2011-2014) y de Colombia (2006-2008), es entendida como un proceso de documentación y denuncia articulado en diferentes etapas o audiencias temáticas. El acto publico de lanzamiento realizado en Barcelona ha tenido el objetivo de argumentar la urgencia de un juicio, aunque simbólico, sobre las políticas que niegan los derechos de las personas migrantes y refugiadas y, en este sentido, el incumplimiento de parte de la comunidad internacional, de la Unión Europea y de los Estados miembros, de las obligaciones en términos de prevención, respeto, protección y garantías de no repetición.

El acto de acusación presentado al Tribunal ha sido respaldado por un amplio espectro de testimonios y casos ejemplares que han reconstruido los factores estructurales y las políticas que determinan vulnerabilidad, dependencia, desaparición y negación de futuro de las personas migrantes y refugiadas.
La estructura general y la orientación doctrinal del acto de acusación se han construido entorno a la necesidad de investigar y documentar las causas profundas de las migraciones y del desplazamiento forzado; las rutas y las violaciones de los derechos de las personas en movimiento; el régimen de fronteras; las politicas de exclusión caracterizante la Forteza Europa, otorgando atención especial a los factores transversales, cuales son el de género y de los menores.

El panel de los jueces del TPP, integrado por Bridget Anderson (UK), Carlos Beristain (Espaňa), Jennifer Chiriga (Zimbabwue), Leticia Gutiérrez (México), ha hecho referencia, en sus conclusiones preliminares, a aspectos doctrinales de la migracion, ha compartido experiencias de resistencia y ha formulado, para esta Sesión, perspectivas y metodología de trabajo en consideración de la misión y jurisprudencia del TPP.

Como afirmado por Gianni Tognoni, Secretario General del TPP, “esta Sesión que se esta abriendo y que terminará a finales de 2018, implicará una ampliación importante de las redes de respaldo, una intensificadas colaboración con grupos de expertos en los diferentes sectores, la coordinación rigurosa de las varias etapas e iniciativas, para que este proceso sea una herramienta de presencia activa en la sociedad, una alfabetización cultural, política, jurídica, condición indispensable para el reconocimientos de los migrantes como sujetos inviolables de derecho”.

 

Para mayor información: ppt@permanentpeoplestribunal.org

 

 

 

Questo post è disponibile anche in: Spagnolo

""